miércoles, 24 de octubre de 2012

lunes, 15 de octubre de 2012

Los troncos en Sognsvann






Sobre imágenes dialécticas y movimientos pendulares



"A mediados de los años treinta, mientras trabajaba en el libro sobre París y, después, en el de Baudelaire, Benjamin elabora el concepto de "imagen dialéctica". (29)

"(...)lo que es decisivo en Benjamin es que estas imágenes se definen a través de un movimiento dialéctico que es captado en el acto de su suspensión (Stillstand). (...) La imagen es dialéctica en situación de suspensión. (...)" (30)

"Como en el "danzar de fantasmata" de Domenico de Piacenza, la vida de las imágenes no consiste en la simple inmovilidad ni en la sucesiva recuperación del movimiento, sino en la pausa cargada de tensiones entre ambas." (Benjamin) (30)

"Allí donde el sentido se suspende aparece una imagen dialéctica. La imagen dialéctica es, pues, oscilación no resuelta entre un extrañamiento y un nuevo acontecimiento del sentido." (31)

"Entre la conciencia mítico-religiosa y la racional, se debe introducir, pues, "como segunda forma fundamental la que está en el centro entre libre y no libre, claro y oscuro. (...) El centro: también podemos llamar penumbra." (35)

"Entre los esbozos recuperados por Didi-Huberman en sus rebuscas en los manuscritos warburguianos, además de diversos modelos de oscilación pendular, hay un dibujo a pluma que muestra a un funámbulo que camina sobre un eje sostenido en un equilibrio pecario entre otras dos figuras. El funámbulo -designado con letra K- es quizá la cifra del artista (Künstler) que se mantiene en suspenso entre las imágenes y su contenido (en otro lugar Warburg habla de un "movimiento pendular entre la posición de las causas como imágenes o como signos"). 

Ninfas. Giorgio Agamben. 2010